Reencuentro después de la guerra

Pensamiento.

Recuerda siempre que el éxito están en… ¡¡¡ser feliz!!!  El resto es una consecuencia más…

 

Había finalizado la guerra civil sin ninguna baja en la familia. Después de tres años sin saber unos de otros, vuelven a reunirse todos en Puente Caldelas alrededor de papá José que ya contaba 89 años. Quieren dejar inmortalizada esta reunión familiar y para ello mandan venir de Pontevedra a un fotógrafo.  Nuestro hermano Antonio recuerda que fue la primera vez que vio una cámara de esas características, con trípode, cortinilla, etc. Sin embargo, el tío Atilano ya tenía un tomavistas en aquel entonces. Antes de la comida logran colocarse todos y consiguen que los niños estén quietos unos segundos, los suficientes para que el fotógrafo suelte el pajarito, apriete la perilla y… ¡zas! ¡Aquí quedaron para siempre! Para que cientos de ojos de sus descendientes miren con curiosidad y examinen cómo eran, que nos demos cuenta de la fuerza de los genes y saquemos asombrosos parecidos con la generación actual. Que a pesar de haber terminado una época de penurias y que  comenzaba otra no menos dura, todos los hombres iban con chaqueta y corbata. Que los niños que llevan calcetines blancos, tenían un papá Registrador de la Propiedad (observación de nuestro hermano Antonio). Que nuestra madre vestía un hábito de color morado, moda frecuentísima en la guerra. Que la ropa de los niños no difiere en nada a la actual, los niños pijos siguen vistiendo igual pero con 77 años de diferencia.

Era el 1º de septiembre de 1939.Ese día empezó la Segunda Guerra Mundial.

En el centro, papá José flanqueado por Maruja y Fe, las dos solteras. Detrás del abuelo, el tío Atilano, con gafas. A su lado, su mujer, tía Lucila. Después tío Pepito y tía Elvira. A su lado Pepe Lois (Pepe el sabio para la familia), , Clotilde Estévez  (Tataya), la mayor de las tres primas con el mismo nombre. Murió muy jovencita, siendo monja de clausura, carmelita descalza. Y el elegante de la pajarita que remata la fila por la izquierda, es el tío José Casas, primo y cuñado de nuestro padre y padre de Javier María.

Detrás de papá José hacía la derecha: tío Manolo Lois, su mujer tía Nenuxia, un poquito encima Pepe, el pequeño (el del camión), tío Marcial, nuestro padre, detrás de papá, Chano, Manolito Vidal, tío Rafael, Palmira y tío Gregorio con Paz en brazos.

Fila del centro por la izquierda: Clotildita Estévez Márquez, Mercedes, tía Carmiña con Antonio María en brazos. Tía Carmela con José Pablo. Tía Maruja, papá José, tía Fe.

Al lado de tía Fe: tía Carmiña con Juan Manuel en brazos. Al lado mamá (de hábito morado), tía Esperanza, Esperancita, más conocida por Nené. Y Lucilita (Sila).

Última fila izquierda: María Rosa con un gran lazo en la cabeza, Goro , Sisa, Engracia, Manolo, Conchita con otro lazote, Mª del Carmen, inconfundible, Elvirita, Pepín, Fe, Teresa. Vestidos de oscuro con cuello blanco, están Antonio y Pepe. Delante de ellos Cloti, con tres añitos. José Antonio remata la fila.

 

Seguro que más de uno está pensando ¡menudo cacao! Pero cuando consultéis este cuadro lo vais a ver todo más claro.

Tío Pepito (Registrador de la Propiedad), se casó con Elvira Márquez, de Córdoba. Tuvieron 6 hijos: Cloti, Sisa, Encarnita, Elvira, Pili y Pepín Estévez Márquez.

Tía Lucila se casó con Atilano Vidal (Registrador de la Propiedad). Tres hijos: Sila, Engracia y Manolito Vidal Estévez

Tío Gregorio (Ingeniero Industrial)  se casó con Carmen Parada, de Puente Caldelas con ascendencia brasileña. Un montón de hijos: Tataya (Cloti), Teresa, Conchita, Mercedes, Mª del Carmen, Rosa María, Paz, Pepe, Goro, Manolo, Antonio María y Fernando Estévez Parada. Varios de estos primos viven en Bahía (Brasil).

Tío Marcial (Secretario del Juzgado),  se casó con Carmiña Rodríguez Sieiro, de Pontecaldelas. Dos hijos: José Antonio y Juan Manuel Estévez Rodríguez.

Tío Rafael (Médico) se casó con Esperanza, de Cuba. Dos hijas: Esperanza, conocida siempre por Nené. Y Fe.

Tía Carmela se casó con su primo hermano José Casas Fernández (Secretario del Juzgado). Cuatro hijos: José Pablo, Javier María, Mª Isabel y Paloma Casas Estévez.

Antonio (Farmacéutico),  se casó con Araceli, de Almería. Once hijos: Antonio, Pepe (José Luis), Clotilde Araceli, Mª Teresa, Rafael, María José, María Lourdes , María Cristina , María Araceli, Manuel Juan Jesús y María del Mar.

Fe y Maruja no se casaron.